El periodista Martí Anglada ha sido repescado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, como asesor suyo en comunicación internacional, según publica el DOGC. Anglada fue delegado de la Generalitat en Francia y Suiza entre 2014 y 2017, siendo cesado cuando el Gobierno español aplicó el 155.

Con una larga carrera en el periodismo internacional que empezó en los años 70 en La Vanguardia y ejerció desde 1984 hasta su jubilación en TV3, dónde informó desde Washington o Bruselas.

En la candidatura de Carles Puigdemont de diciembre de 2017 figuró en el lugar 40, quedando lejos de ocupar un escaño en el Parlament. A pesar de haber sido un estrecho colaborador de Puigdemont, estos últimos dos años no fue reposado en su anterior cargo cuando Ernest Maragall se hizo cargo del Departamento de Exteriores. Su sustituto, Alfred Bosch, tampoco ha contado con él.

Ahora, no obstante, Anglada verá retribuido su cargo con unos 100.000 euros anuales de sueldo bruto. Entre sus funciones, según detalla el DOGC, debe “coordinar y planificar  la relación del presidente de la Generalitat, y apoyar a la de los consejeros, los ex presidentes y otros altos cargos con los medios de comunicación internacional y otros actores vinculados a la conformación de la opinión pública en países extranjeros, en coordinación con los responsables de comunicación respectivos".

Del mismo modo, Anglada tendrá que difundir la política del gobierno entre los medios de comunicación internacionales y otros actores vinculados a la conformación de la opinión pública en países extranjeros. Finalmente, su trabajo también será coordinar la política comunicativa de los departamentos del Gobierno con actuación al exterior y la del Departamento de la Presidencia, así como será el responsable de la coordinación los contenidos a las redes sociales del Gobierno enfocadas a la difusión al exterior de la política del presidente y el Gobierno".