A la agenda del presidente de CATmón, Víctor Terradellas, investigada por la Policía Nacional, aparece la idea de montar un ejército catalán con mercenarios de los EE.UU.. La anotación que aparece es la de la empresa Dyncorp que es una de las mayores empresas privadas militares de los EE.UU. con sede en Virginia y que ha sido contratada en multitud de misiones exteriores por el gobierno de los EE.UU..

En la agenda Terradellas "teoritza" sobre montar una estructura defensiva siguiendo la referencia del Instituto Español Estratégico de Defensa, que es el centro de investigación del Ministerio de Defensa en España en el nivel estratégico político-militar. En esta estructura figuran varios departamentos relativos a la seguridad, a la diplomacia y al derecho público internacional.

La idea de crear una estructura para defender el territorio catalán es una de las más desarrolladas por Terradellas en esta libreta. Aparecen nombres de generales que trabajan con Defensa en los servicios de Inteligencia de las Fuerzas Armadas y en una de estas anotaciones se puede leer textualmente "golpear y controlar el territorio en la base militar por excelencia. Es lo que hay que hacer".

El CATmón es una entidad que promueve el reconocimiento de la nación catalana y que está siendo investigada judicialmente por recibir presuntamente ayudas públicas para financiar el proceso. A Terradellas se lo considera muy cercano a Carles Puigdemont y, de hecho, hay constancia policial que mantuvo multitud de conversaciones telefónicas con el expresidente.

La mayor parte de la agenda de Terradellas se ocupa de describir y calificar en tres apartados el grado de compromiso de los agentes de los Mossos con el 'procés' de independencia.