La administradora provisional única de RTVE, Rosa María Mateo, ha enviado hoy a los líderes políticos de los principales partidos una carta para pedirles que acepten un debate televisado en el ente público por las elecciones del 10-N, todavía no convocadas.

"La corporación que tengo el honor de presidir tiene gran interés en organizar diferentes debates electorales en que esperamos contar con la presencia de su formación política", dice Mateo.

En la misiva, Matao se muestra "convencida" que las principales formaciones aceptarán su "ofrecimiento", puesto que todas ellas comparten la "visión de servicio a la ciudadanía" del ente público.

La carta está datada el 16 de septiembre, este lunes, día en que el Rey ya había empezado su ronda de consultas a los líderes de los grupos parlamentarios, para constatar las posibilidades que se produzca una investidura o, por el contrario, se precipiten unas nuevas elecciones generales.

De hecho, TVE ha licitado también un nuevo decorado por si hubiera comicios. La Plataforma de Contratación del Sector Público ha publicado el pliegue de condiciones del contrato, que se saca a concurso por el procedimiento abierto simplificado con un presupuesto base de 40.000 euros.