El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha utilizado el pleno sobre la crisis en el seno de la monarquía española para intentar ahondar las diferencias que tienen en relación a esta cuestión el PSOE y Unidas Podemos, socios en el gobierno central. Torra, que ha sido muy crítico con el partido morado, ha pedido a los ministros de esta fuerza política que dimitan sino están de acuerdo con la posición defendida por los socialistas en el gobierno de Pedro Sánchez: "La única protesta responsable y que entendería la ciudadanía es que todos aquellos miembros del gobierno español que estén en desacuerdo con lo que ha pasado dimitan inmediatamente". Asimismo, el presidente catalán ha asegurado que no puede comprender que "el Gobierno del PSOE, Podemos y Comunes avalen la fuga de Juan Carlos de Borbón, la amparen, la faciliten y, finalmente, la bendigan y la encubran públicamente sin ningún tipo de vergüenza". Además, Torra ha afirmado que la independencia es "ahora más urgente que nunca"y ha señalado que hoy en día únicamente hay dos opciones: "o República catalana e independencia o Monarquía española y dependencia".

Los portavoces de Ciudadanos y el PSC han reprochado al presidente catalán que convoque un pleno para hablar de la monarquía y que no aborde cuestiones de su competencia como la gestión de su gobierno de la pandemia. El presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, que ha tildado el pleno de "esperpéntico", ha subrayado que el debate de hoy era una "maniobra de distracción política" para tapar la "nefasta gestión" de la pandemia por parte del ejecutivo catalán, y ha lamentado que Torra no haya comparecido para tratar cuestiones como la economía, la caída del turismo o la pobreza infantil. Asimismo, el diputado naranja ha querido recordar a Torra los casos de corrupción de CDC o la investigación del Tribunal Supremo a Laura Borràs. "Si la corrupción de una persona afectase a la institución, no habría institución más degradada que la Generalitat de Catalunya y su presidencia", ha enfatizado Carrizosa, al tiempo que ha recordado las investigaciones judiciales contra Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra.

El primer secretario del PSC y presidente del grupo parlamentario Socialistes-Units per Avançar, Miquel Iceta, ha sostenido las tesis defendidas por Pedro Sánchez en las últimas horas sobre este caso: "La justicia tiene que esclarecer y, si se tercia, sancionar, cualquier comportamiento ilícito lo haya cometido quién lo haya cometido". Al mismo tiempo, se ha mostrado abierto a reformas, siempre y cuando sean avaladas por grandes consensos y estén dentro del marco legal: "Nuestra democracia es perfectible, sí. Pero la perfeccionaremos con consensos y reformas, no a trompicones ni con ocurrencias. Y respetando siempre la legalidad, los procedimientos y las mayorías necesarias. Hay que recordar que las conductas que en este caso se ponen en entredicho son conductas personales, no conductas institucionales". El dirigente socialista, que ha cargado contra el presidente catalán por haber comparecido por la crisis monárquica y no por la caída del PIB o sobre la retirada de las becas comedor durante el verano, ha señalado que "aquí también tuvimos un presidente de la Generalitat que tenía dinero en el extranjero y que lo escondió a lo largo de mucho tiempo, y concretamente a lo largo de un largo mandato de 23 años, y no por eso decidimos cambiar nuestro sistema institucional."


Por parte de Catalunya en Comú-Podem, Jéssica Albiach ha afirmado que "la monarquía es una institución anacrónica, que no encaja con el principio democrático, manchada de corrupción" y se ha preguntado "si esta Monarquía ligada a la corrupción y los trapicheos nos representa en el exterior, ¿qué imagen proyectamos como país?". La candidata de los comunes a la presidencia de la Generalitat ha cargado duramente contra el PSOE por su posición en esta polémica: "Nosotros no entendemos su comportamiento. Creemos que ha tenido una actuación que no va en la línea de sus principios, valores y tradición", y ha preguntado a los socialistas si creen que "el rey tiene que devolver el dinero robado" o si "la ciudadanía tiene que decidir si quiere un monarca impune o un presidente de la República honesto". Además, Albiach ha reprochado a Torra que con "cualquier excusa" quiera intentar hacer caer el gobierno central y le ha espetado que trate "de esconder su incompetencia y retraso en la gestión de la crisis sanitaria con la confrontación con nosotros".