El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reaccionado invocando una "operación de país" y la "unidad estratégica" del independentismo contra la decisión de la alcaldesa en funciones de Barcelona, Ada Colau, de presentarse a una investidura. "Contra la operación de Estado, operación de país y unidad estratégica: alcaldes y gobiernos independentistas", ha escrito en Twitter.

Torra enmarca el paso adelante de los comunes para formar gobierno, así como el posible apoyo del PSC y Manuel Valls a Colau, en una "operación de Estado" para evitar que la capital catalana tenga un alcalde independentista.

Sin descartar todavía un gobierno tripartito de izquierdas con el PSC y ERC, la dirección de los comunes ha propuesto este jueves que Colau se presente para revalidar la alcaldía, una decisión que los comunes tienen que debatir este viernes.

​Colau tendría más apoyos de otras fuerzas políticas en una investidura que el candidato de ERC y ganador de las elecciones, Ernest Maragall, quien se sumó a la presión que ha ejercido el independentismo durante los últimos días para impedir que Colau conservara la alcaldía con los votos de Valls y el PSC. En concreto, le dijo que tendrá que "atenerse a las consecuencias" si se presenta a la investidura con el apoyo de los votos de Valls.

Antes, durante esta semana, Maragall se había negado a seguir negociando hasta que BComú no se hubiera decidido entre él o Valls y el PSC.

"Aunque el Pacto de la Casta en Barcelona parece más cercano que nunca, que nadie dude: no dejaremos de luchar", ha manifestado el dirigente de ERC Sergi Sabrià.

​El PSC, por su parte, exige a Colau un acuerdo de gobierno como condición para votarla en una investidura.