El teléfono móvil del presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, fue en 2019 uno de los objetivos de Pegasus, un programa espía que sólo está al alcance de gobiernos y de fuerzas y cuerpos de seguridad, revelan El País y The Guardian.

Se trata de un intento de intrusión que explota una rendija en la seguridad de Whatsapp, según ha reconocido el propio servicio de mensajería instantánea y recoje la misma información, que permitió el acceso del programa espía entre abril y el mayo de 2019 a, como mínimo, 1.400 terminales de todo el mundo, entre ellos el de Torrent.

Estas intrusiones mediante Pegasus, un programa espía desarrollado por la compañía israelí NSO concebido para combatir el crimen, ha sido acreditado por Citizen Lab, un grupo de ciberseguridad de la Munk School, establecido en la Universidad de Toronto (Canadá).

Un documento de Citizen Lab, añade también El País, afirma la existencia de "múltiples evidencias que podrían determinar que Torrent fue monitorizado". Pegasus permite escuchar conversas, leer mensajes de texto, entrar en el disco duro del terminal, obtener capturas de pantalla, revisar el historial de navegación en Internet y activar la cámara y el micrófono del teléfono móvil.

Los expertos citados por El País asocian con indicios de manipulación y de infección con un programa espía la desaparición de mensajes de Whatsapp del móvil de Torrent en 2019. Este hecho lleva al investigador de Citizen Lab John Scott-Railton, de hecho, a pensar que el terminal del presidente del Parlamento fue efectivamente infectado.

Mientras el gobierno español asegura que no tiene ninguna constancia de que el teléfono de Torrente sufriera un ciberataque, según explica un portavoz del Ejecutivo a El País, el presidente de la cámara catalana atribuye al "Estado español" las anomalías que detectó en el funcionamiento de su teléfono cuando participó, en mayo de 2019, en una reunión con la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic. No sólo echó de menos algunos mensajes de Whatsapp: también asegura que recibió "extraños" mensajes SMS.