El portavoz del PDECat, Marc Solsona, ha asegurado este lunes que sólo el 5% de los militantes se han dado de baja de la formación después de que hace poco más de una semana JxCat, el partido de Carles Puigdemont, empezara su congreso fundacional. En una rueda de prensa en la sede del PDECat, Solsona ha apelado al "sentido común" en cuanto a militar tanto a la fuerza heredera de CDC como a JxCat, puesto que los estatutos del PDECat no permiten la doble filiación política. Sin embargo, Solsona ha indicado que "no es una cuestión nuclear" y que estudiarán caso por caso las posibles situaciones de los militantes.

Por otro lado, Solsona, que también es alcalde de Mollserussa y diputado de JxCat en el Parlament, se ha mostrado abierto a un posible acuerdo electoral entre las dos fuerzas políticas pero sin que el PDECat se integre en la formación de Puigdemont. En este sentido, el portavoz del partido postconvergente ha remarcado que "nosotros queremos estar presentes en las próximas elecciones".

Madrenas, escéptica con que Puigdemont sea el candidato de JxCat a la presidencia de la Generalitat

La alcaldesa de Girona y diputada de JxCat en el Parlament, Marta Madrenas, ha afirmado que si Puigdemont "no puede venir para ser presidente", "difícilmente" podrá ser el candidato "claro, factible y real" de JxCat a la presidencia de la Generalitat. Pese a ello, Madrenas ha defendido en una entrevista en la Agencia Catalana de Noticias (ACN) el liderazgo "indiscutible" del expresidente, y ha señalado que "le es reconocido por la amplia mayoría de catalanes" y que es "cada vez más potente, más solvente y más musculoso".