El presidente del gobierno central, Pedro Sánchez, ha afirmado que "el presidente de la Generalitat, es Torra", y que por lo cual no tiene "ningún problema" para reunirse con él para hablar de la situación política de Cataluña y de la relación entre el gobierno del Estado y el gobierno de la Generalitat.

Pedro Sánchez, en la rueda de prensa posterior al primer Consejo de Ministros del nuevo ejecutivo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, ha afirmado que "queremos abrir un proceso de diálogo territorial, de resituar la crisis catalana en el territorio político, de donde nunca habría tenido que salir".

Sánchez ha afirmado que "el PSOE es un partido constitucionalista. Lecciones sobre constitucionalismo, las justas. Todo lo haremos al amparo de la Constitución. Si podemos llegar a una consulta en Cataluña, es porque ha habido un acuerdo", añadiendo que "ojalá podamos llegar a un acuerdo, porque significa que el conflicto en Cataluña se ha solucionado".

Para el presidente del gobierno central "si normalizamos la crisis catalana, la vía judicial no tendrá sentido". Sánchez ha insistido en el hecho de que la mesa de diálogo entre la administración del Estado y la catalana "es el compromiso" y que antes habrá una reunión de él con el presidente Torra.

Sánchez ha anunciado, también, que a partir de ahora el Consejo de Ministros se hará todos los martes de cada semana y no los viernes como se había hecho en los últimos años. El presidente ha justificado este cambio de día porque así su ejecutivo podrá planificar con más tiempo el trabajo.