Pedro Sánchez no ha superado la primera votación del debate de investidura en el Congreso de los Diputados. Este martes el candidato del PSOE a presidir el gobierno central sólo ha obtenido los votos a favor de sus 123 diputados y el de un diputado de los regionalistas cántabros del Partido Regionalista de Cantábria.

En contra ha votado el PP, Cs, Vox, ERC, JxCat, Coalición Canaria y Navarra Suma. Las abstenciones han llegado por parte de Unidas Podemos, el PNV, EH Bildu y Compromís. Se da la circunstancia que la diputada de Unidas Podemos, Irene Montero, había votado telemáticamente por estar de baja y ha votado no a la investidura, dado que era el posicionamiento inicial de la formación morada.

Sánchez se enfrentará el próximo jueves a una segunda votación para su investidura en la cual puede salir escogido presidente con la mayoría simple de la cámara baja, es decir, obteniendo más votos a favor que en contra. Desde las filas socialistas se está trabajando a contrarreloj para que en esta segunda votación Unidas Podemos vote a favor y ERC se abstenga.