Pedro Sánchez acepta finalmente ir a los dos debates a cuatro organizados por la televisión pública TVE y por la privada Antena 3. El PSOE ha informado que su candidato "mantendrá" los dos encuentros "el 22" en la cadena pública "y el 23" en la privada.

De momento, los dos debates están fijados para el 23, después de que RTVE cambiara de fecha porque era la única que iba bien a Sánchez. Es un nuevo giro del comité electoral socialista, que en un principio se decantaba sólo por el de la privada porque incluía Vox.

La Junta Electoral Central, pero, vetó la presencia del partido de extrema derecha, y en igualdad de condiciones Sánchez decidió optar por la pública. Después, pero, dijo que sólo le iba bien el 23 y RTVE cambió la fecha, provocando las quejas del resto de candidatos y de toda la plantilla de la cadena pública.

La polémica ha generado este nuevo movimiento del candidato socialista, que según la nota que ha difundido el PSOE, ha trasladado al comité electoral del partido la "petición" que reconsiderara la postura en cuanto a los debates. "Ante la posibilidad real que no hubiera ningún debate", ha solicitado que hagan efectiva la aceptación para asistir al propuesto por RTVE y por Atresmedia.

El comité electoral ha aceptado la propuesta del candidato, subrayando que habría preferido uno solo y lamentando que "los diferentes partidos y los operadores públicos y privados" no hayan logrado un acuerdo para hacer una única emisión televisiva, "como es la norma internacional repetida a todas las democracias avanzadas del mundo".