El presidente del gobierno central en funciones y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, ha afirmado que "la Fiscalía depende del Gobierno, pues ya está". Esta afirmación la ha hecho en una entrevista en Radio Nacional de España cuando ha sido preguntardo por como pensaba cumplir la prometida que hizo en el último debate electoral en la cual dijo que de ser escogido presidente traería el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ante la justicia española.

Se da la circunstancia que el mismo Sánchez defendió la separación de poderes y la independencia del Ministerio Público cuando durante el juicio al procés en el Tribunal Supremo, desde el independentismo se le pidió que hiciera gestos para que la Fiscalía cambiara las acusaciones de los líderes independentistas. Unas condiciones que tenían que permitir rebajar el conflicto entre el Estado y la Generalitat, y la aprobación de los presupuestos generales del Estado por parte de los diputados independentistas en el Congreso, en concreto los de ERC. En aquel momento Sánchez defendió que "lo que vamos a hacer es respetar la legalidad y la legalidad es la autonomía de la Fiscalía".

En este contexto, Pedro Sánchez ha defendido hoy que "lo estamos haciendo ya", en la misma entrevista radiofónica, en referencia al hecho que ha defendido que ya se está trabajando para devolver a Puigdemont ante la justicia española. Sánchez ha explicado que la última euroorden dictada por el juez del Supremo, Pablo Llarena, se ha activado a petición de la Fiscalía. Sánchez ha remachado que "espero que más pronto que tarde Puigdemont rinda cuentas ante la justicia española".

El presidente catalán, Quim Torra, ha calificado como "un escándalo" las palabras de Sánchez, afirmado a través de un mensaje en las redes sociales que lo qué ha dicho el presidente del gobierno central es una muestra de "el escándalo permanente en el que vive instalado el Estado heredero del franquismo".