El presidente del gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, atribuye al cansancio las declaraciones que hizo este miércoles sobre la Fiscalía. En una entrevista a La Sexta, Sánchez se ha disculpado con los fiscales y ha asegurado que no fue preciso cuando dijo que los controlaba el gobierno español: "Son muchas entrevistas, muchas horas delante de un micrófono o de una pantalla, algunas veces no se es preciso... Se tiene que ser humilde. Mi gobierno ha respetado siempre la autonomía de la Fiscalía y la independencia del poder judicial".

En el debate electoral que se hizo el lunes, Sánchez prometió que traería Carles Puigdemont a España. El presidente español en funciones también ha hablado de esta promesa en la entrevista: afirma que son cosas que se dicen en este tipo de formatos.

Sánchez cuenta también que Quim Torra hace unos días que no le llama y pide que el presidente comparezca para dar explicaciones de las declaraciones que han hecho en la Audiencia Nacional algunos de los CDR investigados por terrorismo.

Por otro lado, quien sí que defiende las declaraciones de Sánchez sobre la Fiscalía es el ministro de Asuntos exteriores en funciones, Josep Borrell. Dice que "una cosa es la autonomía funcional y la otra, la independencia".