Giro de guion en la película de la investidura española. El líder de Ciutadans, Albert Rivera, plantea ahora una abstención conjunta de Cs y el Partido Popular en la investidura de Pedro Sánchez si el presidente en funciones acepta tres condiciones.

Entre estas condiciones que ha planteado por sorpresa Rivera, hay la aplicación del 155 en Cataluña, en caso de que el gobierno no acate la sentencia del 1 de Octubre. Sánchez también se tendría que comprometer a no indultar a los líderes independentistas en caso de condena y tendría que romper el gobierno de Navarra.

Así, si se cumplen los puntos, Cs se plantea favorecer la investidura de Sánchez con el PP para evitar ir a unas nuevas elecciones españolas. Rivera ha anunciado también que ha hablado con el PP para ofrecer a Sánchez una "solución de Estado" para desbloquear la investidura.

La propuesta de Rivera coincide con la difusión de diferentes encuestas electorales que indican que, en caso de ir a elecciones, el PSOE volvería a ganar y el PP recuperaría votos gracias a una bajada del partido naranja. Unos indicadores que pueden haber influido en el cambio de actitud de Rivera, que hasta ahora no quería ni hablar con Sánchez.

Por otro lado, el PP ha esquivado dar una respuesta clara a la idea de Rivera. Dicen que no se les tiene que plantear a ellos sino a Sánchez, y recuerdan que hace tiempos que plantean pactos de Estado al líder socialista. No obstante, Pablo Casado acepta reunirse con Rivera para hablar del tema.

Sánchez en persona ha evitado responder a la propuesta pero fuentes de Moncloa avisan que las tres condiciones ya se están cumpliendo y por lo tanto, no hay ningún motivo para que el PP y Ciutadans no se abstengan.