El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha desmarcado de los insultos que ha dedicado al PSC este lunes el portavoz del grupo parlamentario de su partido en el Congreso, Juan Carlos Girauta.

Girauta había reaccionado a la abstención del PSC en la votación de la moción de censura presentada contra el presidente catalán, Quim Torra, por la candidata naranja, Lorena Roldán, en vez de votar a favor, como ha hecho el PP.

"El PSC ha decepcionado hoy a muchos. A mí ya no podía: lo abandoné hace 33 años sabiendo lo que era: un partido de lameculos paniaguados mezclados con ladrones pijos. Traidores, acomplejados, inmorales y nacionalistas dedicados a servirle a Pujol la cabeza del área metropolitana", ha publicado Girauta en Twitter este lunes.

Ahora desmarcado de su línea más áspera contra los socialistas, Rivera ha manifestado en Onda Cero este martes que no comparte lo que ha tuiteado Girauta. Sin embargo, ha ubicado al PSC fuera del marco constitucional y lo ha acusado de apoyar a un presidente que "aplaude la violencia", en alusión a Quim Torra.

Girauta explicó hace años que abandonó el PSOE porque en la sede del PSC, según aseguró, se celebró el asesinato del militar ultraderechista Ricardo Sáenz de Ynestrillas, perpetrado por ETA en 1986.