El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se ha estrenado como eurodiputado pidiendo la implicación de la Unión Europea en la resolución del conflicto político catalán.

Puigdemont ha afirmado que "Cataluña es ahora un asunto interno de la UE" en presencia de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del presidente semestral de la Unión y primer ministro de Croacia, Andrej Plenkovic, a quien Puigdemont ha agradecido su apoyo al diálogo entre los gobiernos de España y de la Generalitat de Cataluña.

Pero Plenkovic ha respondido a Puigdemont con las palabras que el expresidente catalán suele recibir de los representantes de la UE, del gobierno español y de los partidos constitucionalistas, ya que el primer ministro croata ha afirmado que el asunto catalán "tiene que ser resuelto en España".

Asimismo, el presidente semestral de la UE ha indicado que el asunto catalán no ha sido abordado por las jefes de Estado y de gobierno de los estados miembros, "ni es parte de las actividades de la presidencia".