La Guardia Civil ha entrado este jueves, alrededor de las 8 de la mañana, en el Ayuntamiento de la Seu d'Urgell, gobernado por PDECat, y también en la sede del Consejo Comarcal del Alt Urgell, según confirmaron fuentes policiales, que no han querido dar ningún detalle del motivo de la operación porque el caso está bajo secreto de sumario.

Posteriormente, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha informado de que el Juzgado de Instrucción número 2 de la Seu d'Urgell tiene abierto un procedimiento, desde el pasado 26 de marzo, por una querella presentada por la Fiscalía contra cuatro personas relacionadas con el Ayuntamiento de la localidad. Según Ràdio Seu, son el alcalde de la localidad, Albert Batalla, y los regidores de Hacienda y Urbanismo y Promoción Económica, Jesús Fierro i Mireia Font (PDECat), respectivamente. La cuarta persona investigada sería Sara Camps, gerente del Consell Comarcal de l’Alt Urgell.

La causa se ha abierto por la presunta comisión de delitos contra la administración pública, prevaricación, malversación, fraude contractual, fraude de subvenciones y negociaciones prohibidas a funcionarios.

En el interior de los dos edificios públicos sólo se ha permitido la presencia de los trabajadores del departamento de informática y del concejal de Hacienda y Urbanismo y presidente del Consejo Comarcal del Alt Urgell, Jesús Fierro.

En el momento de la entrada en el edificio consistorial se encontraban presentes el secretario y el interventor, y sobre las dos y media de la mañana se ha permitido la entrada a Fierro. Se trata de un operativo amplio, con bastantes vehículos y agentes, y todo apunta a que se podría alargar unas horas.