El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha respondido al presidente en funciones del Gobierno español, Pedro Sánchez, después de que este prometiera en el debate electoral de ayer que traería de vuelta a España al expresidente para que "rinda cuentas ante la Justicia española".

Lo ha hecho a través de un breve vídeo grabado en su residencia belga de Waterloo y en términos muy duros, llegando a preguntarle al presidente en funciones si su intención es secuestrarlo.

Puigdemont ha asegurado que sólo hay "dos maneras" para que Sánchez cumpla su promesa: "Las dos son contrarias al derecho de la Unión Europea y de la democracia". Para el expresidente catalán, la primera pasaría porque Sánchez tomara en Consejo de Ministros "las decisiones que en una democracia consolidada sólo puede tomar el poder judicial". "Si usted quisiera y respetara la Constitución que tanto dice defender, esto no lo puede hacer", sentencia.

Pero es más duro todavía con el secretario general del PSOE en la segunda de las opciones. "La otra opción es practicar lo mismo que un ministro y otros dirigentes de su partido ya practicaron en el pasado y que usted seguramente justifica: el secuestro de personas", espeta el expresidente, en lo que parece ser una alusión al caso de los GAL. Y concluye: "¿Usted me quiere secuestrar, señor Sánchez?".