Marta Pascal ha anunciado este lunes que deja el acta de senadora después de haber manifestado sus discrepancias con el expresidente Carles Puigdemont y la línea política que, de su mano, han asumido las siglas posconvegentes.

En una carta dirigida al presidente del PDECat, David Bonvehí, que ella misma ha difundido en Twitter, Pascal ha reprochado a JxCat que "no ha asumido el rol necesario como actor político que aborde formas de solucionar el conflicto entre Cataluña y España" y también ha considerado este espacio político "preso" del "simbolismo estéril" y de una "retórica muy estridente" que, según ella, ha dejado "nuestras instituciones a la intemperie".

Pascal considera que su discrepancia, que para elle aporta pluralidad y suma en el espacio político posconvergente, "internamente se vive como una disidencia, como algo que resta", ha explicado durante una entrevista en TV3.

"Creo que hago lo que toca. Por mí, la coherencia y los principios son muy importantes", ha añadido. Pascal participará por última vez como senadora en el próximo pleno.