La portavoz de Ciudadanos y candidata alternativa a la presidencia de la Generalitat, Lorena Roldán, ha presentado su moción de censura al presidente catalán Quim Torra como "una obligación moral para cualquier demócrata", asegurando que "están en juego los derechos y la seguridad de todos los catalanes".

Lorena Roldán ha lanzado críticas contra el PSC porque los socialistas catalanes no apoyarán a una moción que no podrá prosperar. Roldán ha afirmado que "quienes hace dos años defendíamos la libertad y la convivencia tenemos que estar unidos cómo entonces, que haya una oposición responsable y valiente que sea capaz de frenar los pies a quienes quieren pisar todas las líneas rojas de la democracia".

El gobierno de la Generalitat ha delegado el protagonismo de la sesión de la mañana de la moción en la persona de la consejera portavoz, Meritxell Budó, quien ha insistido en denunciar que Cs sólo a presentado esta moción con finalidades partidistas con vistas a las elecciones generales del 10-N.

Budó ha afirmado después de la primera intervención de la sesión matinal que ha ido a cargo del presidente del grupo naranja, Carlos Carrizosa, en referencia a la iniciativa de Cs que: "Señores de Ciudadanos, esto no es un bar ni un plató de televisión".