El Tribunal Constitucional ha vuelto a avisar al presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, que corre el riesgo de incurrir en un delito de desobediencia si ignora o evita sus resoluciones. La advertencia, que también se dirige al resto de los miembros de Mesa del Parlamento, no incluye una deducción de testimonio, que comportaría la apertura de la vía penal, publica la agencia EFE citando fuentes jurídicas.

El Constitucional ha admitido varios incidentes de nulidad presentados por el gobierno de España contra dos acuerdos de la Mesa del Parlamento catalán, adoptados los días 22 y 29 de octubre, relacionados con una propuesta de resolución para responder a la sentencia del Tribunal Supremo contra los dirigentes del proceso, y de rechazo a la reconsideración solicitada por grupos de la oposición.

La resolución sobre la autodeterminación del día 22, promovida por JxCat, ERC y la CUP y admitida a trámite por la Mesa, pretendía evitar la impugnación después de que partes de una resolución anterior fueran tumbadas por el Constitucional.