La Plataforma SOS Aiguafreda – Salvemos Begur y Ecologistas en Acción de Catalunya han presentado una nueva demanda contra el Ayuntamiento de Begur. Se denuncia el proyecto de urbanización en un sector llamado Montcal 2 que prevé la construcción de hasta 33 viviendas, así como de nuevos viales y aparcamientos en una zona alejada del casco urbano. Esta urbanización pretende dar continuidad al tejido urbano existente entre las zonas de Fornells y Aiguablava. El proyecto ocupa una superficie de más de 100.000 metros cuadrados y afecta una zona actualmente recubierta de pinos.

Las entidades denuncian que más de la mitad del sector en el que se está desarrollando el nuevo proyecto se superpone con el Espacio Natural Protegido de las Montañas de Begur y la Red Natura 2000. "Además, consideran que se está desarrollando sobre un ecosistema dunar de una gran fragilidad. La zona afectada se encuentra dentro del sistema de dunas continentales de Begur que está en contacto con la playa de Pals y que se prolonga hasta más allá de Montcal. Se trata de un hábitat de dunas con pinares de interés comunitario con categoría de prioritario en la Directiva Hábitats

Por estos motivos, las entidades ecologistas consideran que esta urbanización "no sólo tendría que estar completamente prohibida, sino que al tratarse de un hábitat muy escaso, en clara regresión en toda Catalunya y con un elevado grado de amenaza, es un hábitat con gran interés de conservación a nivel europeo que requiere el establecimiento de medidas de conservación prioritarias". Y añaden que "el conjunto de proyectos urbanísticos que están teniendo lugar en Begur ponen en grave peligro los valores naturales y paisajísticos de la población y de su costa. Una área de una belleza excepcional de la que actualmente sólo quedan pequeños fragmentos".

El 13 de febrero, el gobierno de la Generalitat incluyó este sector en la Moratoria urbanística de suelos no sostenibles del litoral gerundense. En la ficha técnica justificativa destacó que el 69% del sector tiene pendientes superiores al 20% y el 59% tiene protección especial de PEIN y/o de la Red Natura 2000. Sin embargo, como el proyecto ya tenía los permisos del Ayuntamiento de Begur previos a la moratoria, las obras han seguido su curso.

Esta es la cuarta denuncia presentada por las entidades ecologistas contra actuaciones urbanísticas del Ayuntamiento de Begur. El cambio de alcalde y de gobierno municipal no ha significado, por lo menos de momento, ninguna rectificación de la política urbanística que ha dado lugar a la interposición de estas cuatro denuncias.