Los grupos de la oposición de la Mesa del Parlamento catalán han acusado a los partidos independentistas, que ostentan la mayoría en este órgano, de impedir la creación de la comisión de investigación sobre el presunto espionaje de los Mossos d'Esquadra a periodistas y políticos contrarios a la independencia de Cataluña.

Después de una larga reunión de la Mesa este martes, fuentes parlamentarias han explicado que JxCat y ERC han justificado su voto en contra de la comisión porque el plan de trabajo de la misma era demasiado extenso y detallado, mientras que el reglamento de la Cámara dice que tiene que ser "básico".

Sin embargo, la oposición esgrime que el concepto de básico no se refiere a mayor o menor cantidad de información del plan de trabajo, sino a su especificidad.

Tanto Cs cómo PSC-Unidos han anunciado que pedirán a la Mesa que reconsidere su decisión sobre la comisión, y los socialistas ya han registrado su petición para que el órgano rector del Parlamento se pronuncie de nuevo sobre el caso.

Cs, por su parte, ha advertido que, si Mesa no atiende a la reconsideración que presentarán, acudirán al Tribunal Constitucional (TC) "para pedir amparo y que se sepa la verdad".