Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn firman un artículo en La Vanguardia en que se abren a apoyar a un gobierno del PSOE siempre que Pedro Sánchez esté dispuesto a hablar de un referéndum de autodeterminación. Como mínimo a hablar, a contemplar la posibilidad, a no descartarlo ya de entrada.

Los presos de Junts per Catalunya insisten en su apuesta por el diálogo (de hecho aseguran que su objetivo es acabar con el bloqueo de la política española), pero advierten a Pedro Sánchez que no lo apoyarán a cambio de cualquier cosa que no sea hablar del derecho a decidir de Cataluña.

Añaden que si no hay esta voluntad de dejar la puerta abierta al referéndum, la gobernanza del Estado será inestable de manera permanente.

La carta abierta la firman Joaquim Forn (candidato a las municipales) y los tres jefes de lista de Junts per Catalunya a las españolas: Sànchez, Rull y Turull, que han pedido al Supremo poder hacer campaña aprovechando los recesos del juicio por el 1 de octubre.

El jueves, el tribunal les denegó salir de la prisión para ir a hacer mítines. Es por eso que ahora han pedido permiso, como mínimo, para poder hacer entrevistas, grabar anuncios electorales o hacer ruedas de prensa.