Los Mossos d'Esquadra, junto con la colaboración de las policías locales de los diferentes municipios catalanes, han detenido 27 personas las últimas veinticuatro horas y han levantado acto a 3.300 ciudadanos, mientras que han denunciado a cinco locales y han cerrado dos dentro de las restricciones decretadas por el estado de alarma. Así lo ha informado el consejero catalán de Interior, Miquel Buch, el cual también ha señalado que en las últimas veinticuatro horas han identificado 8.700 personas y 4.500 vehículos.

Buch también ha informado que permanecen aislados 1.239 agentes policiales por presentar síntomas de la enfermedad, tanto del cuerpo de Mossos d'Esquadra como de las diferentes policías locales, y que un total de 22 agentes policiales han dado positivo en la prueba del coronavirus.

El consejero de Interior ha señalado también que respeto el pasado lunes el tráfico ha disminuido un 60,7% en el Área Metropolitana de Barcelona de salida y un 64,6% de entrada. Buch ha aprovechado la comparecencia para recordar que el 112 es el teléfono de emergencias y que no es la dirección para hacer consultas o preguntas respete lo coronavirus. En estos sentido, ha informado que cuatro de cada manantial trucadas al 112 son por cuestiones relacionadas con el coronavirus y ha pedido a la ciudadanía que lo utilice únicamente por emergencias.

Por su parte, la consejera de Presidencia y portavoz del ejecutivo catalán, Meritxell Budó, ha expresado que la oferta del transporte público se encuentra en el tenedor del 40 al 60% y que solo donde ha convenido y en hora punta se ha llegado al 75% de la oferta habitual. Budó ha señalado que se ha reducido el número de usuarios entre un 65 y un 80% en hora punta y entre un 80% y un 90% al resto del horario. Además, ha remarcado que se ha anulado el servicio del funicular de Montjuic puesto que hay autobuses que efectúan un recorrido similar.

En último lugar, la titular catalana de Salud, Alba Vergés, ha manifestado que 74.000 catalanes se han dado de alta de la aplicación “Stop Covid19 CAT” que ha impulsado el gobierno catalán, la cual permite que profesionales médicos hagan un seguimiento de los datos enviados por los usuarios. En caso de que los médicos lo crean necesario, activan los servicios de emergencias médicas.

Vergés ha notificado en la rueda de prensa que 4.200 personas han sido catalogadas como “estado grave” según la APP y que los servicios sanitarios han emprendido las medidas correspondientes. Por otro lado, 107.000 catalanes han mostrado síntomas de carácter leve, hecho que ha provocado que hayan sido derivados a la atención primaria.