Los Mossos d'Esquadra recomiendan un informe enviado hace días a la Dirección General de Administración de Seguridad (DGAS) para que se modifique la ubicación de la manifestación independentista que corta cada día la avenida Meridiana de Barcelona entre las ocho y las diez de la noche, según avanza El País.

A pesar de esta recomendación, el departamento de Interior, que dirige Miquel Buch, ha decidido seguir permitiendo que unas decenas de independentistas, en algunas ocasiones algunos centenares, sigan impidiendo la circulación del tráfico por una de las principales arterias de entrada y salida de la ciudad.

Un portavoz del departamento de Interior aseguró este miércoles que no existía ningún documento policial que recomendara una modificación de los cortes de tráfico independentistas, y cuando fue informado de la existencia del informe de los Mossos que pedía cambios en la manifestación dijo desconocer este documento.

Se da la circunstancia que el consejero Buch afirmó este jueves que se basarían en los informes de los Mossos para decidir si había que modificar la protesta, pero Interior no ha pedido ningún cambio a la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que es quien convoca los cortes de tráfico. De hecho, estos cortes están comunicados a Interior por parte de la ANC hasta el próximo 18 de marzo.