Finalmente, hacia las 10h de la mañana, agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra han desalojado sin demasiados problemas y en pocos minutos las decenas de convocados por Tsunami Democrático que habían bloqueado desde ayer por la tarde la AP-7 a la altura de Salt, cerca de la salida de Girona Sur.

Este martes por la tarde esta vía quedó cortada por la convocatoria independentistas sin que la policía de la Generalitat hiciera nada para evitarlo. De hecho, se da la circunstancia que los Mossos se marcharon del lugar ayer al atardecer después de que los organizadores de la protesta anunciaran un concierto en la misma carretera.

La respuesta de la policía catalana, lejos de ser la de acabar con el bloqueo, fue la de pedir a Protección Civil que repartiera comida y mantas entre los conductores atrapados cómo si se tratara de una situación provocada por un problema por catástrofe natural.