El PP ha propuesto este lunes a Ciutadans y el PSC presentar una moción de censura conjunta contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra. El líder de los populares catalanes, Alejandro Fernández, ha hecho esta propuesta para evitar que Torra lleve Cataluña a un "escenario de insurrección" después de la sentencia del proceso.

Fernández ha reconocido que los cuatro escaños populares son insuficientes para impulsar la iniciativa –se necesitan 27 diputados, ha dicho–, pero ha instado a Lorena Roldán y a Miquel Iceta a apoyarle para cesar a Torra, impedir posibles "disturbios" fruto de la sentencia del Tribunal Supremo al juicio sobre el referéndum del 1 de octubre de 2017 y, finalmente, convocar elecciones. "Esta moción sería para un gobierno provisional", ha subrayado.

Los números que hace el PP no cuadran y, de salir adelante, la moción de censura que proponen no fructificaría, puesto que el bloque constitucionalista no suma la mayoría necesaria para sacarla adelante.

La líder del partido naranja en Cataluña, Lorena Roldán, ha declinado el ofrecimiento. Roldán ha recordado que la suma es imposible, tildando una vez más la ley electoral catalana de "injusta". Ahora bien, Roldán ha emplazado el PP a aceptar la propuesta que Albert Rivera ha pronunciado este lunes para abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez.

Por su parte, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, también ha cerrado la puerta a la propuesta del PP y les ha reprochado que las mociones de censura "se presentan cuando se pueden ganar". En este sentido, ha recordado que una moción de censura "no suma" en Cataluña. Ante un Gobierno "muy dividido y muy inoperante", ha dicho, lo que conviene es un adelanto electoral "cuanto antes mejor".