Funcionarios del centro penitenciario de Mas d'Enric a El Catllar (Tarragona) denuncian que en una visita cultural programada al centro el pasado 26 de enero, el subdirector de Régimen Interno del centro, José Alberto Sánchez, el secretario de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima, Amand Calderó, y cuatro presos de Lledoners entre los cuales había el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, salieron por una puerta sin tener en cuenta los protocolos de seguridad.

Según publica el Diario de Tarragona, los hechos pasaron en el curso de una visita que diferentes reclusos de otros centros penitenciarios hicieron al de Mas d'Enric para participar en una actividad cultural. En el centro de El Catllar llegaron por dos vías diferentes Jordi Cuixart y también el exconsejero Josep Rull, este último en un furgón con seis otros presos que formaban parte de un grupo que representaba una obra de teatro.

La visita de Cuixart y Rull a Mas d'Enric permitió que los dos líderes independentistas que se encuentran en la prisión de Lledoners (Barcelona) cumpliendo condena por la sentencia del Tribunal Supremo por el 1-O se pudieran reunir con la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, que se encuentra en el centro de El Catllar por los mismos motivos. Los tres líderes independentistas encarcelados se pudieron saludar personalmente.

Fuentes del departamento de Justicia de la Generalitat no dan credibilidad a la versión de los funcionarios sobre la salida inadecuada de Cuixart y denuncian que es una estratagema sindical. La Generalitat ha invitado a los sindicatos a que indiquen donde dice que la manera en qué abandonó Mas d'Enric Jordi Cuixart está prohibida.