La expresidenta del Parlamento, Carme Forcadell, en una entrevista a RAC1, ha confesado que el día 27 de octubre, leyendo la DUI, se sintió "muy sola". Pero también se sintió los días posteriores cuando miembros del Gobierno decidían si marchar o no al exilio: "Se habrían podido hacer mejor muchas cosas".

Es la primera entrevista que Forcadell concede después de salir de la prisión en virtud del artículo 100.2 de la normativa penitenciaria que le permite salir para poder cuidar a su madre.

Cuando faltan pocos días para la mesa de diálogo entre el Estado y la Generalitat, la expresidenta del Parlamento ha aplaudido que, finalmente, haya una fecha para la celebración de la reunión.

Aun así, ha criticado a los independentistas por poner "bastones en las ruedas" a la celebración de la mesa de diálogo. Preguntada por si se refería al presidente Quim Torra, Forcadell ha afirmado: "Yo me imagino que Torra lo hacía por defender la figura del mediador, pero es que yo no creo que sea imprescindible".

Forcadell considera que hablar de un referéndum de autodeterminación tendría que ser una cuestión "irrenunciable" a abordar en la mesa de diálogo, porque "la mayoría de catalanes están de acuerdo". Sobre el fin de la represión, también lo considera un tema "clave" a tratar, aunque la prioridad para ella es el referéndum.

La expresidenta también defiende que se acelere la convocatoria electoral en Cataluña, que cree que "no se tendría que demorar mucho".