Ante posibles intentos de paralizar la movilidad de los ciudadanos de Cataluña por parte de los independentistas, una vez se ha sabido la sentencia del procés, los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional ocupan desde este lunes la estación de tren de Sants de Barcelona, el aeropuerto del Prat o la estación del AVE de Girona, entre otras principales infraestructuras del transporte y la movilidad.

En la estación de Sants se han cerrado algunos accesos pero se puede seguir accediendo. Los Mossos también han pedido a Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) que se cerrara el acceso de la línea 5 del Metro en Sants Estación. TMB ha habilitado un enlace alternativo por la L3. También hay controles para entrar y salir de la estación del AVE en Girona.