Reunión bastante inusual la que han mantenido hoy el presidente catalán, Quim Torra, y los presidentes- o caras más visibles- de los grupos parlamentarios por videoconferencia. Quim Torra ha expuesto a la oposición que ha hecho su ejecutivo des qué empezó la crisis del coronavirus y las próximos pasos que adoptará el gobierno, entre las que ha destacado la importancia de confinar completamente Cataluña, cuestión que depende del gobierno central y que, por ahora, ha sido rechazada.

El presidente de Ciudadanos en la cámara catalana, Carlos Carrizosa, ha expresado que su grupo político participará en todas las reuniones del gobierno sobre esta materia y ha pedido que el ejecutivo presente unos "presupuestos unitarios" puesto que los actuales "han quedado en papel mojado". Para Carrizosa hace falta que los nuevos presupuestos tengan en cuenta todo el gasto que exigirá esta crisis sanitaria y ha dejado la puerta abierta a que su formación los apoye. El diputado naranja ha pedido a Torra que el gobierno produzca más tests rápidos de detección del coronavirus y ha exigido que el ejecutivo permita la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ante el "desbordamiento de las unidades de cuidados intensivos (UCI)".

Por parte del PSC, Miquel Iceta ha lamentado que Torra fuera el único presidente autonómico que no firmara el documento posterior a la reunión entre Pedro Sánchez y los presidentes autonómicos del día 15 de marzo. El líder de los socialistas catalanes, ante las continuas críticas del presidente catalán al gobierno central, ha manifestado que las actuaciones del ejecutivo de Sánchez siguen las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero también ha celebrado la buena sintonía que, según él, hay entre el departamento de Salud y el Ministerio de Sanidad.

Iceta ha dicho a Torra que "habla de confinamiento total: diga que más hay que cerrar, porque quizás discrepamos sobre cuáles son los servicios que tienen carácter esencial. Con un confinamiento del 90%, tiene que quedar poco, y la discrepancia sobre esto no creemos que sea útil para el que realmente importa, sino que más bien parece un intento de derivar a otros toda responsabilidad ".

La líder en el Parlament de los comunes, Jéssica Albiach, ha afirmado que hace falta un modelo económico y social que blinde los servicios públicos de forma que nadie se quede en la estacada. Albiach ha requerido al gobierno que, ante la carencia de inspectores de trabajo, los Mossos d'Esquadra sean los que supervisen que las empresas garanticen las medidas de seguridad. La presidenta del grupo parlamentario de Catalunya en Comú-Podem ha reclamado más medidas sociales como el cumplimiento de la renta garantizada de ciudadana aprobada hace dos años a la cámara catalana.

La parlamentaria de la CUP, Maria Sirvent, ha atribuido la actual situación en la qué se encuentran los centros hospitalarios catalanes en la confusión público-privada, la mala gestión, la privatización de servicios esenciales, los recortes, la dependencia de los mercados financieros o la precariedad laboral. En este sentido, la diputada cupera ha señalado al exconsejero de Salud, Boi Ruiz, y el exconsejero de Economía, Andreu Mas-Colell, sobre el punto en el qué se encuentran actualmente los servicios públicos.

El diputado del PPC, Daniel Serrano, ha pedido a Torra que gestione con seriedad la actual crisis y que si es necesario solicite ayuda a la UME. Serrano ha hecho una petición al presidente catalán, y es que no tenga la tentación de utilizar la crisis sanitaria como una cuestión para hacer "politiqueo".