El presidente Quim Torra habita en una dimensión ultraterrenal, pero el día a día del Palau de la Generalitat es mucho más prosaico y complejo. A buen seguro que el Molt Honorable no sabe, por ejemplo, que la abogada jefe de la Asesoría Jurídica del departamento de Presidencia, Mercè Nieto Garcia, es una de las fundadoras de Ciudadanos.

Cuando se entere que una de sus máximas colaboradoras procede de Ciudadanos –el enemigo n. 1 de Quim Torra, y viceversa- quizás le dará un soponcio. No en balde la Asesoría Jurídica es un cargo muy estratégico que guía, orienta, frena, modula y condiciona las decisiones que acuerdan los políticos, en este caso el departamento de Presidencia de la Generalitat -que dirige Elsa Artadi-, el sancta sanctorum del proceso independentista.

En efecto, según consta en los archivos, Mercedes Nieto García participó en el congreso fundacional de Ciudadanos, celebrado a comienzos del mes de julio del 2006 en Barcelona, en el cual fue escogido presidente del partido un entonces desconocido Albert Rivera, un jovencísimo abogado de solo 27 años. Por votación de los asistentes, Mercedes Nieto García fue elegida miembro del primer consejo general del partido naranja.

En la ascensión de Mercè Nieto Garcia a la cúpula del poder catalán ha tenido mucho que ver su marido, Xavier Urios, que a su vez es el director general de Asuntos Contenciosos del Gabinete Jurídico de la Generalitat, nombrado para el cargo el 4 de julio del 2017, en tiempos del presidente Carles Puigdemont y de la consejera de Presidencia, Neus Munté.

A pesar de que el director del Gabinete Jurídico es Francesc Esteve –hijo del ex presidente de la Diputación de Barcelona y ex alcalde de Martorell, Salvador Esteve-, Xavier Urios actúa, de hecho, como número 2 de este organismo, con amplias facultades decisorias. Por él pasan, por ejemplo, los nombramientos de todos los jefes de las asesorías jurídicas de los departamentos de la Generalitat, que son personas de su confianza, entre las cuales, su mujer.

El tándem Xavier Urios & Mercè Nieto tiene un gran poder en el sottogoverno de la Generalitat y esto provoca –según ha podido constatar EL TRIANGLE- muchas deconfianzas y malestar en los cargos independentistas de la administración catalana, que los consideran un freno y un obstáculo. El nombre de Xavier Urios ha aparecido en las investigaciones que dirige la Guardia Civil, por orden del Juzgado n. 13 de Barcelona, sobre los preparativos y la organización del 1-O, si bien no ha sido imputado.

Quien sí que lo está es Francesc Esteve, el jefe del Gabinete Jurídico, pero por su anterior condición de secretario general del departamento de Gobernación, en la época de la consejera Meritxell Borràs. Está acusado de haber gestionado una licitación para la compra de urnas, que supuestamente tenían que servir para el referéndum del 1-O.