El gobierno de la Generalitat has gastado mucho dinero en anuncios insertados en medios de comunicación extranjeros. De la Memoria de la Comisión Asesora sobre la Publicidad Institucional correspondiente al año pasado se deduce que estos medios ingresaron cerca de medio millón de euros por esas inserciones, pero la cifra es superior. En la Memoria sólo constan desglosados los gastos directos hechos por el gobierno de Quim Torra pero no se especifica cuántos anuncios les llegaron a través de las agencias de publicidad que actuaron como intermediarias.

El medio escrito extranjero más beneficiado por los anuncios institucionales de la Generalitat es The New York Times, que ingresó 92.233 euros por el diario cotidiano más 36.952 por uno de sus suplementos. Hacia los Estados Unidos también se fueron 31.980 euros para el Wall Street Journal y 27.628 para el New Yorker. También fueron hacia allí 62.628 euros para el periódico que edita el Instituto Smithsonian de Washington y 34.675 para Time Out. La edición catalana de esta revista recibió 46.740 euros para su edición digital.

A los medios británicos también les llegó parte del pastel publicitario repartido por la Generalitat. Al The Daily Telegraph le cayeron 23.522. Al Sunday Magazine, de The Times, 36.952. De los franceses el que sacó más tajada fue Le Monde: 15.760 euros por su edición digital y 4.000 por el suplemento dedicado a camping y caravaning. Le Figaro casi que lo alcanza, con 10.234 euros por su suplemento cultura y de ocio y 8.400 euros de la edición digital. Los alemanes del ZT recibieron algo menos: 17.200 euros.

Revistas científicas como Nature y Science también han insertado anuncios institucionales de la Generalitat. A cambio, Nature cobró 6.627 euros y Science 6.201.

El repartidor de anuncios del gobierno catalán tuvo muy presente el año pasado la incidencia de las grandes empresas del sector de la comunicación. Las cifras cantan: Facebook (282.103 euros, más 10.000 directos a la central de Estados Unidos), Twitter (57.832 euros, más 30.000 directos a la sede de EE.UU.), Youtube.com (90.334 euros), Instagram (58.556 euros y 16.830 a la sede de los EE.UU.), Google (46.336 euros, más 8.889 de su filial Waze) y Spotify (53.520 euros).

La corresponsal de Le Monde en España, Sandrine Morel, explica en su libro 'El huracán catalán' que Joan Maria Piqué, cuando era responsable del gobierno de Artur Mas para las relaciones con los medios de comunicación internacionales, le dijo "si compramos dos páginas de publicidad de Le Monde escribirás aquello que te digan tus jefes". Dinero para comprar páginas de publicidad allá donde haga falta no han faltado.