La Sindicatura de Cuentas de Cataluña ha concluido en un informe publicado este miércoles que la Generalitat otorgó en 2017, cuando Carles Puigdemont era presidente, dos millones de euros en subvenciones irregulares al monasterio de Montserrat, según informa El País. Este órgano fiscalizador ha destacado que “el procedimiento de concesión no se ajustó a la normativa en materia de subvenciones, que las subvenciones otorgadas no han quedado correctamente justificadas y que se incumplió la normativa en materia de contratación pública”.

El documento analiza las cuentas del Patronato de Montaña de Montserrat, una entidad autónoma administrativa adscrita a la presidencia de la Generalitat de la que forma parte el monasterio. El expresidente catalán, Carles Puigdemont, era también en 2017 el presidente del patronato que, a su vez, tenía dos vicepresidentes, el abad de Montserrat y el consejero de la Presidencia del gobierno catalán.

La primera irregularidad detectada es de un millón y medio de euros y se concedió "por la prestación de servicios públicos en el interior de la zona urbana propiedad del Monasterio". La segunda es de medio millón de euros y la subvención era para las obras de rehabilitación de la estructura de la pasarela de acceso al templo religioso.

En el caso de la primera subvención, este órgano fiscalizador indica que la ley impide subcontratar una actividad subvencionada y que sólo lo permite en los casos en que esté previsto explícitamente en la normativa reguladora de la subvención, lo que no sucede en este caso. En cuanto a la segunda irregularidad, el informe asegura que la subvención se concedió de forma directa, es decir, sin seguir el procedimiento legal.