La Amical de Mauthausen, la asociación que representa a las personas que fueron deportadas a este campo de concentración nazi, donde murieron 4.000 republicanos españoles, ha mostrado su malestar por la referencia a los independentistas que hizo la representante de la Generalitat de Cataluña durante la conmemoración del 74º aniversario de la liberación de campo, este fin de semana.

Concha Díaz, vicepresidenta de la Amical, ha declarado a Radio Nacional de España que "venimos a recordar a todos los deportados" y que "vengan a recordar otros temas nos molesta", en referencia al discurso de Gemma Domènech, directora general de Memoria Democrática de la Generalitat, que se refirió al exconsejero Raül Romeva y habló de "presos políticos", motivo por el cual la ministra de Justicia, Dolores Delgado, abandonó el acto.

No es la primera vez que el procesismo introduce su causa y sus reivindicaciones en espacios de memoria de las víctimas el nazismo o el fascismo. Anteriormente, un CDR colocó simbología amarilla también en Mauthausen y, más recientemente, un grupo de independentistas interrumpió con gritos de "fascistas" un acto de homenaje a Antonio Machado celebrado en Colliure y boicoteó el discurso del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. Por otro lado, este mes de marzo, ka entonces consejera de la Presidencia Elsa Artadi defendió la presencia de los lazos amarillos usando una cita de la niña judía Ana Frank, lo que indignó a la embajada de Israel en España.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, por su parte, ha agradecido a Gemma Domènech su intervención, destacando la "dignidad" de su directora general.