Clara Serra, número dos de Íñigo Errejón a la candidatura Más Madrid a las elecciones autonómicas de este año, ha anunciado que abandona su escaño como diputada en la Asamblea de Madrid criticando, a través de un comunicado, que considera que la formación que ha representado hasta ahora "olvida y menosprecia años de trabajo militante de compañeros de territorios que han conseguido levantar proyectos necesarios y valiosos para esos lugares".

Esta crisis interna del partido de Errejón contiene una clave catalana. Serra se refiere al "caso concreto de Barcelona", que apunta que "ejemplifica una manera de hacer las cosas [por parte de Errejón] que no representa el espíritu plurinacional que tanto hemos dicho defender".

"Pienso que si Más País debe enfrentarse a Ada Colau para conseguir los escaños que necesita quizás eso es indicativo de que no era aún el momento de que Más País concurriera a estas generales en estas condiciones y como partido estatal", argumenta.

Serra, que también reconoce "desacuerdos importantes en la manera en la que este proyecto está funcionando como organización", defiende que "cualquier proyecto que pretenda reforzar y fortalecer el espacio del cambio debe sumarse a las fuerzas territoriales ya existentes, especialmente a aquellas que han funcionado y han conseguido conservar plazas claves institucionales a pesar de todos los terremotos políticos a los que nos hemos tenido que sobreponer".