"Cuando salga la sentencia tendrás que dejar lo que estés haciendo", propone la campaña Tsunami Democràtic, cuyos responsables no dan la cara, para que los independentistas se movilicen el día -laborable- que el Tribunal Supremo dé a conocer las condenas que dicte contra los dirigentes del proceso.

Su idea es lograr una reacción inmediata que "pretende generar una situación de crisis generalizada al Estado español que se prolongará en el tiempo", no una acción puntual. "No podrán parar la fuerza de la gente", afirman los responsables de este tsunami en uno de sus mensajes difundidos en las redes y los servicios de mensajería virtual.

"¿Qué puedes hacer ahora? Asegúrate de que todos los miembros de tu familia siguen el Tsunami Democratic en las redes sociales y que todos forman parte del canal de Telegram", prescribe además de llamar a pegar carteles de esta campaña "en clase, en el trabajo o en las calles". De hecho, exhorta directamente a los estudiantes a movilizarse cuando avisa que "habrá que vaciar las aulas y llenar las calles".

La iniciativa, que durante las últimas semanas ha surgido con la pretensión de orquestar la reacción que sirva de revulsivo al independentismo, no sólo no identifica a sus promotores, sino que en su manifiesto atribuye la "desorientación" y la "frustración" a la "represión", y exculpa implícitamente a los líderes del proceso.

Estos dirigentes, por su parte, reaccionaron con una respuesta positiva generalizada e instantánea cuando se difundió la campaña, un claro indicio de conexión con la cúpula procesista.

Estructurada en fases numeradas, la campaña se presenta como una "iniciativa ciudadana" de respuesta "no violenta y basada en la desobediencia civil" que esgrime llamamientos a la acción parecidos a los de Jordi Graupera: de "la jugada maestra eres tú" de este excandidato a la alcaldía de Barcelona a "tú eres protagonista", "tú eres el tsunami" y, por último, "tú eres la respuesta". "Trae provisiones", advierte.

Paralelamente la ANC promueve, también como respuesta a la sentencia, un colapso viario mediante marchas ciudadanas hacia Barcelona y los CDR proclaman que "seremos los que harán temblar al enemigo".