El expresidente Artur Mas defiende convertir la marca JxCat en un partido político al cual se incorporen tanto el PDECat como la Crida y todas aquellas personas que hoy en día forman parte de este espacio.

En una entrevista al Nacional.cat, Mas considera que este proyecto tendría que estar ya en marcha entre septiembre y octubre, y advierte que entre los objetivos prioritarios que habrá que activar hay el de escoger el candidato a la Generalitat dado que resulta "inviable" pretender que presos y exiliados puedan volver a asumir el liderazgo electoral.

Mas asegura que no tiene ninguna necesidad de asumir un papel relevante en todo este proceso y que será "allá donde pueda ayudar".

En la entrevista, Mas también habla de cual tiene que ser la respuesta a la sentencia del Supremo por el 1-O. El veterano político entiende que la respuesta tiene que ser triple. De entrada, dice, tiene que haber una respuesta judicial, que "acaba en Estrasburgo". La segunda reacción, según Mas, tiene que ser ciudadana, y emplaza a la ANC, Òmnium y a la AMI ha diseñar la respuesta. Finalmente, sitúa la respuesta institucional, y no descarta unas elecciones al Parlamento.