JxCat y ERC han votado contra la petición hecha por Catalunya en Comú en el Parlamento catalán para que compareciera el consejero de Interior, Miquel Buch, y diera explicaciones por las cargas que hicieron los Mossos d'Esquadra el pasado 19 de septiembre en el barrio de Sants de Barcelona contra unos vecinos que querían impedir un desahucio.

Se da la circunstancia de que el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en el momento de los hechos calificó de "vergüenza" la actuación de los Mossos y en un mensaje en Twitter dijo que "la lealtad a un gobierno también es exigir explicaciones ante esto. Y tenemos que exigirlas".

También el regidor portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Coronas, tuiteó que "un desahucio que se ha parado después de acuerdo con propietario no puede acabar así. Intervenciones bajo criterio de oportunidad y proporcionalidad. La segunda no se ve en ninguna parte y se tendría que investigar.

Y el diputado de ERC en el Parlament, Ruben Wagensberg, publicó un mensaje en el cual calificaba los hechos como una "auténtica vergüenza y condena a la represión y la violencia de los mossos contra aquellas que defienden los derechos más fundamentales, como la vivienda digna", añadiendo que "del mismo modo es del todo inasumible no votar a favor de la comparecencia en el Parlament del máximo responsable".

Todo y las criticas de estos dirigentes republicanos, en la votación hecha este miércoles en el Parlamento de Cataluña los partidos del gobierno catalán JxCat y ERC han impedido la comparecencia del consejero Buch para que explicara la actuación de los Mossos contra los vecinos convocados por la asociación Vivienda Sants que se habían concentrado para evitar el desahucio. Ciudadanos y el PP se abstuvieron, la CUP no compareció en la sesión, mientras que el PSC apoyó la demanda de los comunes.