Junts per Catalunya (JxCat) ha decidido votar "no" a la elección de Miquel Iceta como senador. Así, lo aleja definitivamente de la presidencia de la cámara alta española. ERC ya había ratificado la negativa esta mañana.

Del encuentro matinal del grupo parlamentario ha salido una decisión clara: no apoyar a la designación de Iceta. JxCat se movía todavía esta mañana entre el voto negativo y la abstención, con partidarios para todos los gustos. Esta última opción -la abstención- es la que defendían desde la prisión de Soto de Real los dirigentes privados de libertad.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont no cerró la puerta a acabar votando Iceta en una rueda de prensa a la ACN este mismo lunes, pero recordó que el primer secretario del PSC había hecho "esfuerzos" a favor del 155 y que se había "manifestado con Vox" en convocatorias de Sociedad Civil Catalana.

Hay diputados de la formación que están claramente en contra de facilitar la llegada de Iceta al Senado, pero hay otros que consideran que no hay "nada de perjudicial" al votarlo.

A todo ello, se añade que ERC ya ha ratificado, en una reunión de su grupo parlamentario, el veto al dirigente socialista. En caso de votar diferente, se detectaría una diferencia entre los dos socios de Gobierno. La posición de voto de los republicanos y de JxCat es básica para saber si Iceta podrá acabar siendo designado.