Junts per Catalunya quiere hacer constar en las conclusiones de la comisión parlamentaria sobre los atentados de Barcelona y Cambrils de 2017 la teoría de la conspiración que adjudica parte de la culpa al CNI.

Según publica El Confidencial, el borrador del dictamen de la comisión incluye la tesis que afirma que el CNI estaba al corriente de los preparativos de los atentados porque Albdelbaki Es Satty fue confidente de la agencia de inteligencia española.

La reunión de la comisión de investigación en la que se negociarán finalmente las conclusiones será presencial y se celebrará en el Parlamento de Cataluña la próxima semana, por lo que se prevé que se introduzcan cambios en el dictamen.

El Confidencial revela no sólo la insistencia de JxCat en señalar al CNI pese a la falta de base en a partir de fuentes oficiales, como los Mossos d'Esquadra, sino el hecho de que la formación de Carles Puigdemont y Quim Torra se refiere específicamente a la supuesta desaparición de los antecedentes policiales y judiciales de Es Satty, desmentida el año pasado por una información de La Vanguardia que citaba el contenido de informes de la Policía y la Guardia Civil incluidos en el sumario judicial de la Audiencia Nacional, así como testimonios de altos responsables de los Mossos.

Además, el mismo diario destaca que la propuesta de redacción de las conclusiones indica, citando la autorización recibida por el CNI para intervenir los teléfonos de los autores de los atentados, que la agencia conocía la intención de perpetrar un atentado inminente, aunque la reconstrucción de las llamadas fue posterior a los atentados.

Según la misma información, el PSC asegura que una letrada del Parlamento, Mercè Arderiu, ha redactado las conclusiones sin consenso, y los socialistas han protestado porque se ha suprimido como conclusión que no se puede deducir de la antigua condición de Es Satty como confidente del CNI el conocimiento sobre la perpetración de los atentados por parte de la agencia de inteligencia española.