Junts per Catalunya ha mantenido su compromiso, firmado por David Bonvehí, y a pesar de las presiones de los últimos días de la ANC y de Esquerra Republicana han votado a la socialista Núria Marín como presidenta de la Diputación de Barcelona. Durante el pleno, poco más de un centenar de personas convocadas por la ANC, con su presidenta al frente, Elisenda Paluzie, han pedido la unidad del independentismo y han calificado de "botiflers" (traidores) a los dirigentes de JxCat y a otros políticos, así como a funcionarios de la Diputación que han confundido con políticos.

Marín ha obtenido 23 votos en la segunda votación, que es la suma de los 16 del PSC y los siete de JxCat. El candidato de ERC, el alcalde de Moià, Dionís Guiteras, ha recibido 17, los 16 de su grupo y el de la diputada de Tot por Terrassa, Lluïsa Melgares. En Común Podem ha mantenido a su candidata, la regidora de Barcelona Laura Pérez (cinco votos), mientras que los cuatro diputados de Ciudadanos han escrito el nombre de Salvador Tovar, concejal de Santa Coloma de Gramenet. Finalmente, Xavier Garcia Albiol, concejal de Badalona, ha obtenido los dos votos de su grupo.

Ha sido el expresidente de la Diputación Celestino Corbacho el que, como presidente de la mesa de edad, ha investido con un frío apretón de manos a Marín, quien fue una de sus principales colaboradoras en el Ayuntamiento de l'Hospitalet.

La nueva presidenta, Núria Marín, ha reivindicado el municipalismo como herramienta que "une más allá de nuestras legítimas opciones políticas e ideológicas" y se ha mostrado dispuesta a preservar la convivencia y el diálogo. Además, ha asegurado que esta nueva legislatura en la Diputación servirá para trabajar con todos los ayuntamientos, sean del color que sean.

Pilar Díaz (PSC), la persona que ha estado detrás del acuerdo entre los socialistas y los neoconvergentes, ha hecho un llamamiento a que Marín sea la presidenta de todos los municipios y se ha mostrado convencida de que hay que superar los bloques como la misma ciudadanía ya ha empezado a hacer, según ha explicado la alcaldesa de Esplugues. Díaz ha recordado que la Diputación de Barcelona lleva trabajando por el municipalismo más de 40 años. Díaz ha reclamado que la Diputación deje de estar supeditada a la Generalitat y pase a tener una "colaboración leal y sincera".

Dionís Guiteras (ERC) ha reclamado seguir el camino iniciado durante el anterior mandato y se ha mostrado dispuesto a trabajar desde una oposición responsable, aunque se ha quejado de que JxCat no haya decidido pactar con ellos y lo haya hecho por los socialistas. "El pacto es justo y democrático. Todo el mundo hace aquello que cree que tiene que hacer", ha dicho Guiteras.

Joan Carles Garcia Cañizares (JxCat) ha hecho un discurso en clave municipalista y no ha mencionado el conflicto entre los grupos independentistas de los últimas días, cuando ERC ha presionado para alcanzar un pacto en la Diputación como el de la Generalitat. El pacto entre PSC y JxCat para gobernar la Diputación ha obtenido el visto bueno de Carles Puigdemont desde Waterloo. Marcela Topor, la esposa de Puigdemont, cobra 6.000 euros mensuales por presentar una tertulia semanal rn la televisión de la Diputación, la Xarxa.

Laura Pérez (En Comú-Podem) ha mostrado su decepción por la mayoría de gobierno en el ente provincial pues En Comú-Podem hubiera preferido un acuerdo tripartito de izquierdas con ERC y PSC. Pérez ha pedido a Marín cooperación con todos los municipios sean del color que sean.

Salvador Tovar (Cs) ha mantenido el discurso de enfrentamiento habitual en Ciudadanos y ha puesto encima la mesa la eventual existencia de un "documento secreto con acuerdos inconfesables" entre el PSC y JxCat. A pesar de todo, ha puesto su grupo en disposición de pactos en la Diputación.

Xavier Garcia Albiol (PP) ha dejado claro que en la Diputación no hay una mayoría independentista y ha tendido la mano a la nueva presidenta de la institución.

Lluïsa Melgares (Todo por Terrassa), a pesar de haber votado el candidato de ERC, se ha mostrado dispuesta a colaborar con el nuevo equipo de gobierno y ha dejado claro que su grupo no está en la política de bloques o trincheras.

El pleno ha contado con la presencia de José Montilla, Antoni Fogué, Salvador Esteve, Mercè Conesa y Marc Castells, todos ellos expresidentes de la Diputación. Además, también ha estado presente la Delegada del Gobierno español, Teresa Cunillera. Ningún miembro del gobierno de la Generalitat ha asistido al acto al coincidir con un pleno del Parlamento.