Junts per Catalunya pedirá una reunión con el presidente del Parlamento, Roger Torrent, con motivo del encuentro de ayer sábado con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y con algunas entidades, sindicatos y patronales. El encuentro se hizo sin informar a ningún miembro de la Mesa ni tampoco al grupo parlamentario de JxCat, que considera que el motivo de la reunión era bastante relevante. Para JxCat también es preocupante que se vete entidades como la ANC a reuniones en el Parlamento de Cataluña.

Algunas de las entidades que participan de la iniciativa que busca "desescalar" la situación actual y promover una solución política al conflicto del 'procés' pensaban que el presidente Quim Torra y el Gobierno participaría de la iniciativa.

Una de las reacciones más contundentes viene de Waterloo. El expresidente Carles Puigdemont escribía en Twitter: "La deslealtad y la división intencionadas son un grave obstáculo, difícil de superar. Ningún cálculo partidista o personal lo justifica. Algunos se darán cuenta cuando ya será demasiado tarde, y descubrirán que la unidad que tanto reclamamos habría sido muy eficaz en estos momentos".

Por su parte, Torrent ha replicado a JxCat que ningún partido estaba convocado al encuentro que se celebró en el Parlamento con Colau y varias entidades.

En el encuentro participaron, entre otros, sindicados cómo CCOO y UGT, patronales como Fomento y Pimec y el Círculo de Economía. Por otro lado, fuentes próximas en Torrent aseguran que se convocó al Gobierno pero desde el Palau de la Generalitat dicen que no se los citó.