El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, se ha mostrado partidario de que las administraciones públicas dispongan de una herramienta legal que permita tomar medidas en determinadas regiones o comarcas para controlar posibles rebrotes sin tener que aplicar el estado de alarma.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, Campo ha señalado, poco tiempo después de la decisión judicial que impide al gobierno catalán aplicar el confinamiento domiciliario en algunos municipios del Segrià, que el ejecutivo central explora reformas legales en esta materia y ha recordado que como decía el gobierno de Pedro Sánchez "no hay plan B" al estado de alarma. El titular de Justicia ha enfatizado que "no era gratuito" que el gobierno central sometiera la decisión de prorrogar el estado de alarma cada quince días al Congreso de los Diputados.

Campo ha afirmado que el posible cambio legal "es una opción que se está estudiando con enorme profundidad, estamos viendo los déficits y dónde hay que hacer los retoques y uno de los elementos clave es que necesitaríamos un desarrollo normativo que permitiera no tener que llegar al estado de alarma y que nos pudiera cubrir lo que queremos".