El expresidente de la Diputación de Lleida Joan Reñé formará parte de la comisión informativa que ha creado la Diputación de Lleida sobre el caso Boreas, sobre supuestas adjudicaciones irregulares de obra pública. Este caso supuso la detención y la posterior dimisión de Reñé.

Los hechos se remontan a octubre pasado, cuando Reñé y una veintena de altos cargos de la Diputación de Lleida fueron detenidos por un supuesto delito de corrupción en la contratación de una empresa. Todos salieron en libertado horas después, a medida que iban compareciendo ante los Mossos d'Esquadra.

Unos días después, Reñé dimitió como presidente de la Diputación, y lo hizo lamentando la "falta de confianza" y la "deslealtad" de su partido, el PDeCAT.

Presidente del organismo desde el 2011, Reñé explicó que dimitía para "preservar la honorabilidad" de la institución.

La comisión estará integrada por 15 diputados provinciales: habrá siete representantes del PDeCAT -uno de los cuales es Reñé-, tres de ERC, uno del PSC, uno de Unidad de Aran, uno de Ciutadans, uno de la CUP y uno del PPC.

Esquerra Republicana, que propuso la creación de la comisión, critica que forme parte de ella Reñé, porque está siendo investigando.