El eurodiputado de Ciudadanos, Javier Nart, ha dimitido este lunes de la ejecutiva nacional del partido, sólo unas horas más tarde de la dimisión del portavoz económico de la formación naranja al Congreso, Toni Roldán.

El goteo de defecciones en el partido de Albert Rivera está directamente relacionado con la estrategia, muy contestada por los sectores liberales de la formación, de priorizar los pactos con el PP y Vox, en el intento de desbancar a los populares como partido hegemónico de la derecha española.

Una vez hecha efectiva la dimisión de Roldán, el responsable de Economía y Trabajo del partido, Luis Garicano, ha pedido una votación a la ejecutiva del partido para decidir si se modificaba la estrategia de no negociar la investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, como presidente del gobierno español. La dirección ha rechazado la propuesta con 24 votos en contra y tres abstenciones. Ha sido a continuación que Nart ha presentado la dimisión.

Pocas horas antes, también este lunes, Roldan, considerado como la mano derecha del presidente del partido, Albert Rivera, había presentado su dimisión en desacuerdo con los pactos con Vox. Roldan asegura que no puede compartir la estrategia que ha adoptado Rivera de llegar a acuerdos con la formación de ultraderecha.

Nart es el tercer dirigente importante que en pocos días abandona el paraguas de Cs debido a su acercamiento a Vox y el alejamiento del centro, donde podía pactar con el PSOE. El segundo ha sido el mencionado Roldán, y el primero fue Manuel Valls, candidato independiente de la formación naranja en Barcelona, que ignoró la disciplina de voto del partido de Rivera al hacer alcaldesa a Ada Colau.