Unidas Podemos pierde fuerza, pero aguanta y contradice las encuestas más funestas. Su candidato, Pablo Iglesias, ha salido con el discurso de siempre: ofrecerse a Pedro Sánchez para pactar un gobierno de progreso. Así, le ha vuelto a alargar la mano diciendo que "formando un gobierno de progreso sólido es la única manera de frenar el auge de Vox y de la derecha en general". Por lo tanto, Iglesias se predispone a volver a negociar un gobierno con el ganador de las elecciones, el socialista Pedro Sánchez.

El líder de Podemos no se ha ahorrado un reproche a Sánchez sobre el adelanto electoral y le ha dicho: "Se duerme peor con 50 diputados de extrema derecha que con ministros de Podemos".

En términos similares se ha pronunciado el candidato de los Comunes Podemos, Jaume Asens. El político catalán da por buenos los resultados, a pesar de que han bajado de 42 a 35 diputados. "Hemos desafiado las encuestas, que nos daban unos pésimos resultados, demostrando la buena salud de este espacio político".