El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha dejado la puerta abierta a buscar pactos postelectorals que impidan que Ernest Maragall, candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, acabe siendo el alcalde de la ciudad.

Miquel Iceta ha afirmado que "haremos lo posible para que Barcelona no tenga un gobierno independentista", contemplando la posibilidad de concretar cualquier alianza que no cuente con las fuerzas independentistas con representación el consistorio barcelonés.

Iceta asegura que "nos ha extrañado que se dé por hecho la elección de un alcalde independentista en una ciudad en la cual el independentismo ha retrocedido, ha pasado de 18 a 15 regidores", poniendo en entredicho que Maragall acabe siendo el alcalde de la capital catalana.

El líder de los socialistas catalanes ha dicho que "aconsejo a todos que no corran, es necesario que hablamos para establecer un gobierno progresista en Barcelona", añadiendo que "tenemos que escuchar lo que ha dicho la ciudadanía, con todos sus matices y su profundidad".

En este contexto, el primer secretario del PSC no ha descartado que el candidato de su partido a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, pueda acabar siendo el alcalde. Collboni ha conseguido subir de los cuatro regidores que había obtenido en las pasadas elecciones a los ocho conseguidos este domingo.