Después de unas cuántas elecciones en las que los sondeos pre-electorales quedaron muy alejados de los resultados finales, en esta ocasión se han acercado, en general, a lo que han votado los ciudadanos. Tanto como Pedro Sánchez se puede decir que de estas elecciones ha salido reforzado el presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos.

Cuando apareció el último sondeo del CIS previo a las elecciones, los dirigentes de los partidos de la oposición se le echaron encima acusándolo de hacer juegos de manos con las cifras para satisfacer las aspiraciones del presidente socialista. La verdad es, sin embargo, que las previsiones del centro sociológico oficial que dirige Tezanos se han acercado mucho a los resultados finales, tanto en porcentajes como en asignaciones de escaños y enel orden en que se han clasificado los cinco partidos que han obtenido más representantes.

También es cierto que la mayoría de sondeos honestos –también se ha colado alguno de tramposo- detectaron que el Partido Socialista sería la fuerza más votada y que detrás de él se situarían, por este orden, el Partido Popular, Ciutadans, Unidas Podemos y Vox. El CIS previó que los socialistas obtendrían entre 123 y 138 escaños y se han quedado en los 123. Fue de los pocos que detectó el derrumbe espectacular del PP. Le otorgaba entre 66 y 76 escaños y se ha tenido que contentar con los 66. De Ciudadanos preveía 51 y ha obtenido 57. A los partidarios de las opciones que representaba Pablo Iglesias les atribuía entre 33 y 41 escaños y han sumado 42. Y a Vox le otorgaba más escaños de los que ha acabado sacando. Le otorgaba un máximo de 37 y se ha quedado con 24.

Escaños arriba, escaños abajo, el CIS dibujó un mapa post-electoral que se ha parecido mucho al que han dictado las urnas, mucho más que el que intuyó GAD3, que fue de las pocas empresas demoscópicas que previó el batacazo político de las elecciones andaluzas.

Recuperado el prestigio de Tezanos, habrá que atender con más confianza qué le dice su nariz y sus encuestadores que pasará en las elecciones europeas y municipales del 26 de mayo.