Una encuesta publicada por El Periódico apunta que en unas futuras elecciones al Parlamento de Cataluña, ERC sería la fuerza más votada y obtendría entre 40 y 41 escaños, ahora tiene 34. Este resultado permitiría que los republicanos pudieran elegir socio para conformar un nuevo gobierno de la Generalitat.

Las dos opciones más viables serían la de mantener un gobierno de coalición con JxCat, que pasaría de los 34 escaños actuales a 25 o 26, o la otra posibilidad que sería la de hacer un pacto de izquierdas con el PSC, que pasaría de los 17 diputados actuales a los 25 o 26, y con Catalunya en Comú que mantendría los 8 escaños que tiene hoy o podría obtener un de más.

En el caso de pactar con JxCat, según los datos de la encuesta hecha por el Gabinete de Estudios Sociales y Opinión Pública (GESOP), republicanos y exconvergents tendrían que volver a contar con los votos de la CUP para mantener un gobierno independentista, puesto que ERC y JxCat se quedarían con entre 65 y 67 escaños, rozando la mayoría absoluta que está en los 68 diputados.

Con la opción de un frente de izquierdas con PSC y los comunes, ERC podría tener un gobierno con el apoyo de unos 76 diputados. Esta posibilidad, pero, no parece que sea demasiado viable teniendo en cuenta que socialistas y republicanos insisten en distanciarse públicamente, todo y los llamamientos a la unión de izquierdas que hacen los comunes.

Otros datos que da esta encuesta son que los socialistas pasarían a ser la segunda fuerza más votada en el Parlament; que Ciudadanos pasaría de los 36 diputados actuales a 17 o 18; que el PP y la CUP doblarían los dos los 4 diputados que tienen hoy, y que Vox entraría en la cámara catalana con 4 diputados. 

Con estos datos el independentismo continuaría sin superar el 50% del apoyo de los electores, una condición que se ha marcado la ANC para insistir en una nueva Declaración Unilateral de Independencia. Según la encuesta, los tres partidos independentistas obtendrían el 48,1% de votos.